Estudio sostiene que precio de viviendas se ha más que duplicado en los últimos 10 años
Estudio sostiene que precio de viviendas se ha más que duplicado en los últimos 10 años
Un sondeo realizado por GFK Adimark detectó que en un 115% ha aumentado el precio de casas y departamentos en la Región Metropolitana y, a pesar de las crisis, no ha dejado de incrementar en la última década. Los precios de casas y departamentos subieron a más del doble en los últimos 10 años en la Región Metropolitana. Un incremento que ha sido sostenido y a pesar de las crisis que ha enfrentado el rubro de la construcción. Camila compró un departamento en la comuna de San Miguel. Lo hizo sola y tras tres años de estar arrendando en la comuna. Con mucho esfuerzo, logró pasar a su vivienda propia en 2018. “Si tuviera hijos no podría haber obtenido mi vivienda, si tuviera un sueldo más bajo tampoco, como persona sola es muy difícil”, cuenta. Ese es el caso de muchas y muchos otros chilenos que han buscado comprar su primera vivienda en un áspero mercado: los precios en la Región Metropolitana aumentaron un 115% según un estudio de GFK Adimark. “Si uno se remonta en la última década la poca mano de obra que en algún minuto había hizo que los precios elevaran. Después tuvimos alzas de costos de construcción. El 2015 vino todo el tema del IVA”, asegura Javiera Varleta, gerente de estudios de GFK Adimark. La variación de precios en la última década es evidente: mientras en el tercer trimestre de 2010 el valor del metro cuadrado de un departamento era de 36,4UF, a 2020 ya aumentó hasta las 77,9UF. En el caso de las casas, lo que hace 10 años valía 30,4UF hoy ya supera las 65,2UF. En el último tiempo, habría influido la escasez de suelo y los planos reguladores que restringen construcciones en altura. Benjamín Reichhardt, gerente comercial de Tricapitals, señala que las comunas están tratando de ordenar dónde y cómo construir, lo que se traduce en que en los últimos 10 años tengamos un 50% de reducción en los metros construibles en Santiago“. Y si se pensaba que las crisis social y económica podían ayudar a que las viviendas bajaran de precio, no fue así. Fuente